El origen del INADEJ está vinculado a experiencias de solidaridad, búsqueda de alternativas y apoyo a personas vulnerables en materia de salud, iniciativas que sus socios fundadores tuvieron a finales de la década de los 80’s y a inicios de la década de los 90’s.

INADEJ se consolida como asociación civil en 1993, gracias a la atinada visión y el gran espíritu de entrega a los más desprotegidos de la Lic. Irma Serafina González Hernández, quien desde entonces  preside dignamente dicha institución.

Se incian actividades con el proyecto de “Prevención y atención de niños con problemas de desnutrición”, problema que se vivía en esta zona alteña en esa época y requería de atención inmediata, sobretodo en el tema de seguridad alimentaria. Por esta razón, es que se incursiona principalmente en el tema de la nutrición y de la cultura de la salud.

his_01

 

his_02

Durante la segunda etapa de vida institucional se incorporó el área de Rehabilitación Física como respuesta a una necesidad no cubierta por las instituciones de salud en el medio arandense, situación que afectando a un porcentaje considerable de la población, requería de atención específica en la localidad, dado lo prolongado de los tratamientos, lo oneroso de los mismos y el problema del traslado.

Gracias a la experiencia adquirida se detecta una nueva necesidad y se incorpora el servicio de Odontología, dando inicio a una tercera etapa de atención a las familias con alta marginación de los Altos de Jalisco, sabiendo que un alto porcentaje de los beneficiarios de INADEJ requerían atención a su salud bucal, era preciso atender dichas necesidades.

Posteriormente se implementó el área de Investigación, proporcionando información cuantitativa y cualitativa de las características y necesidades en cuanto a la región de los Altos de nuestro estado, lo que a su vez nos permitió proyectar y orientar las actividades hacia una mejor atención de la población; la investigación se convierte en un bastión de las fórmulas que utiliza INADEJ en su oferta de servicios; ya que se busca la innovación y la detección de problemas reales de sus beneficiarios.

Puesto que la principal finalidad de la institución es brindar atención con calidad y calidez humana y así poder beneficiar a un mayor número de personas en nuestra región, fue necesario ampliar y remodelar las instalaciones y hoy con orgullo contamos con unas instalaciones que cumplen las necesidades de infraestructura y funcionalidad para continuar con nuestra misión.

La experiencia del INADEJ ha trascendido sus límites territoriales convirtiéndose en un organismo con impacto regional. Actualmente cuenta con instalaciones funcionales y una unidad móvil para el desarrollo de sus actividades y el otorgamiento de sus servicios a la población.