Honestidad:

Nuestras acciones son adecuadas y transparentes, de tal manera que generan la confianza de la sociedad hacia nuestra institución.

Servicio:

Brindamos una atención profesional y personalizada, bajo un ambiente de empatía, respeto a la persona, trabajo en equipo, confianza mutua que contribuye a que nuestros beneficiarios cubran dignamente sus necesidades y mejoren su calidad de vida.

Solidaridad:

Somos, junto con nuestros beneficiarios, parte importante de la gestión protagónica en la búsqueda e implementación de soluciones a problemas sociales.

Integridad:

Actuamos con la convicción orientada siempre a hacer el bien, siendo congruentes con lo que pensamos, sentimos, decimos y vivimos.

Corresponsabilidad:

Promovemos la coparticipación activa de nuestros beneficiarios y donantes, aceptando compromisos y responsabilidades compartidas.

Perseverancia:

Mantenemos una actitud y voluntad firme tratándose del bien común, tanto que nos permitan actuar disciplinadamente ante los retos y desafíos sociales.

Gratitud:

Reconocemos a todos aquellos actores sociales que contribuyen al cumplimiento de nuestros más nobles anhelos institucionales en favor de la sociedad.